banner-pagina-nueva-1
banner-pagina-nueva-1

Comunidad Tomasina

Taller sobre Poder Político, Criminalidad y Conflicto

Reflexiones

El 10 de junio de 2021 se realizó el Taller “Poder Político, Criminalidad y Conflicto”, coorganizado por la Universidad Santo Tomás sede Medellín y el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) de la Universidad Nacional de Colombia. El fin de este taller fue el de reflexionar más en profundidad sobre la criminalidad, el poder político y el conflicto, debido a una serie de inconsistencias conceptuales y falencias teóricas para abordar estos fenómenos que se han identificado en la literatura académica. En este encuentro, de carácter cerrado para privilegiar la calidad del intercambio entre expertos, presentaron sus trabajos investigadores colombianos e internacionales:

Danilo Mandic, docente en el Departamento de Sociología en la Universidad de Harvard; Francisco Gutiérrez Sanín, docente de la Universidad Nacional de Bogotá y director del Observatorio de Restitución de Tierras; Vladimir Petrović, investigador del Instituto de Historia Contemporánea de Belgrado y de la Universidad de Harvard; Estefanía Ciro, investigadora del Centro de Investigación de la región amazónica colombiana AlaOrillaDelRío y de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad; Diana Machuca, politóloga de la Universidad Nacional de Colombia e investigadora en el proyecto Drogas y (des) orden; José Antonio Gutiérrez, docente de sociología jurídica en la Universidad Santo Tomás Medellín e investigador asociado del Instituto Internacional para la Resolución de Conflictos y Reconstrucción del Dublin City University (DCU).

Los trabajos presentados en este taller, cuyo eje fueron los casos de Colombia y de la ex Yugoslavia, son parte de una edición especial que se está elaborando en la prestigiosa publicación académica Journal of Political Power sobre este tema. La edición es coordinada por los profesores Francisco Gutiérrez Sanín, y José Antonio Gutiérrez Danton. Las contribuciones y la discusión de este taller sirvieron para enriquecer esta edición, que se espera aparezca en Febrero de 2022.

En el encuentro, el cual contó con las palabras de apertura de María Isabel Cuartas Giraldo, decana de la Universidad Santo Tomás Medellín, participaron como comentaristas destacados académicos internacionales: Michael Mann, docente de Sociología en UCLA, autor de numerosos libros sobre conflicto, formación de Estado y poder político, y uno de los sociólogos más influyentes de las últimas décadas; Siniša Maleševic, docente en la Escuela de Sociología del University College Dublin (UCD), y actualmente uno de los académicos más influyentes en la sociología del conflicto y estudios sobre nacionalismo; Jenny Pearce, politóloga del London School of Economics (LSE) especializada en cambio social, violencia y conflicto en América Latina; Christian Olsson, director del Instituto de Relaciones Internacionales de la Université Libre de Bruxelles (ULB), y experto en temas de conflicto y guerra; Mark Haugaard, docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Nacional de Irlanda, Galway (NUIG), editor fundador del Journal of Political Power.

En conversaciones que se van tejiendo, los docentes Francisco Gutiérrez Sanín y José Antonio Gutiérrez Danton, discutieron sobre la literatura internacional vigente sobre el tema y llegaron a la conclusión de que ésta tiene muchos vacíos. Uno de ellos es asumir que la política y la criminalidad están separadas de manera muy nítida y que constituyen ordenes diferentes de interacción, antípodas que no se entrecruzan. Esto, que es impreciso en tiempos de paz, se vuelve aún más confuso en contextos de conflictos.

Lo ilegal no es una categoría estática, sino que es una categoría por definición dinámica, que debe ser entendida desde una perspectiva del poder político. Nada es ilegal por su naturaleza, como se asume de manera simplista en gran parte de la literatura académica, sino que está sujeto a las dinámicas y a las prioridades del grupo de poder. En este taller, se exploró esos procesos políticos detrás de la criminalización de ciertas actividades y no así de otras, así como de la manera en que la criminalidad y el poder político se co-constituyen en muchos casos. Los procesos de construcción de una identidad política y los de construcción de redes criminales no necesariamente están contrapuestos.

Este taller es muestra de que el quehacer universitario va mucho más allá del aula de clase, y que requiere de investigación, trabajo de campo, y sobre todo, de espacios de reflexión crítica.

“La Universidad Santo Tomás nos dio el espacio, la infraestructura, la ayuda de dos estudiantes que nos han brindado asistencia en este trabajo (Patricia Correa y Maira Triana), y mucho apoyo de la decanatura de la Facultad de Derecho, que han hecho un papel maravilloso al contribuir en esta iniciativa”

- Docente José Antonio Gutiérrez

No todos los estudiantes van a ser investigadores, pero invitamos a aquellos que tienen la inclinación a la investigación a que se aproximen a los docentes, que sean proactivos en proponer temas, en ver los semilleros e identificar cuál son los temas de investigación y que ofrezcan su espacio para ayudar.

¿Qué consejo tenemos para los estudiantes que quieran dedicarse a la investigación?

“Existen barreras, pero nadie le prohíbe a uno pensar. Está también la curiosidad de entender, incluso si está en condiciones muy precarias, puede empezar a crear sus propias preguntas y su propio mundo. Desde mi experiencia, si uno espera hasta las condiciones ideales, es que no tiene la suficiente curiosidad. Realmente, hay que dejar que la aguja se mueva y perseguir lo que uno quiera perseguir”

- Docente Francisco Gutiérrez

Francisco Gutiérrez, también nos señala la importancia del papel de las Universidades Colombianas y su necesidad de escalar por lo menos en tres direcciones distintas:

  1. Crear contactos entre el país y el exterior, donde se involucren en distintas actividades los docentes y la investigación.
  2. Dar un papel significativo a la investigación; si bien es cierto que las Universidades han mejorado mucho en este aspecto, toca invertir mucho y garantizar la posibilidad de alianzas estratégicas.
  3. Quitarse el complejo de inferioridad, a muchos estudiantes los atrofian desde el principio diciéndoles: “no trate de hacer una tesis ambiciosa”. debemos evitar ese tipo de limitaciones y guiar al estudiante sin frenar sus iniciativas.

Finalmente, la invitación es empezar a desarrollar una actividad distinta, más dinámica, más orientada hacia el mundo, empezar a identificar y seguir las tendencias de la sociedad colombiana y nuestro papel en ella.