Comunidad Tomasina

UN VIAJE DE RETORNO

La Santo Tomás, Tu Futuro

Todos hemos emprendido algún viaje en algún momento de la vida, pero muy pocos hemos logrado hacer el viaje de retorno. Cuentan los viajeros que quizá este es mucho más emocionante. Imaginen una familia que, sin importar donde, en que condiciones y de las formas que sea manda a uno de sus hijos a hacer un viaje hacia la universidad, que como lugar lo implica en el universo de los conocimientos, las experiencias y nuevas formas de vida que afectarán fuertemente su familia, su cultura, su personalidad. Inicia tu nuevo viaje en la Universidad Santo Tomás. Sin embargo, aunque el viaje es emocionante, muchos se quedan solo en la ida, muchos factores dificultan el retorno y como lo dije antes, este es mucho más emocionante. ¿Ahora que nos toca? Avanzar en el retorno de nuestra propia historia. Esa que empezamos a construir desde el mismo momento en que nos sentimos llamados a ser diferentes, ya que en un país como Colombia estudiar en una universidad en Colombia marca la diferencia, vamos a retornar hacia el sentido más simple de nuestra humanidad, lo que somos, condicionados por el lugar donde venimos, la familia a la que pertenecemos, la realidad y el contexto donde crecimos. Retornamos, pero ya no de la misma manera como si estuviéramos desprovistos para el viaje. Retornamos con más experiencias, conocimientos y amigos. Con un título que nos acredita adultos, profesionales para hacer que las cosas sucedan de la mejor manera. Hay un poema muy antiguo y famoso, en el se ve como puede ser ese camino de vuelta. Ése que va de la universidad hacia sus propios lugares.

Le escribo a los jóvenes que están egresando de las universidades. Sé egresado de una de las mejores Universidades de Colombia. Compañeros, ustedes ya saben cual es el lugar de destino. Todos lo hemos soñado en algún momento de nuestras vidas. Ese lugar es un sueño, es el sueño que soñamos despiertos, es el sueño de cuando estamos solos y empezamos a imaginar e imaginarnos con lugares, personas, experiencias, viajes, con una vida profesional. Todos nos hemos visto arquitectos, ingenieros, profesionales en negocios, abogados, especialistas. Hemos soñado un mundo de desarrollo. Nos hemos visto felices. Allí esta itaca. Ahí esta nuestro lugar de destino, ahora tenemos que ir tras él. Hay que ir hacia ese lugar y, aunque nos vamos a encontrar con dificultades, cíclopes, lestrigones y al colérico poseidón, allí el viaje empieza a ser interesante. Ítaca es la ruta, nuestra vida misma, nuestra posesión más valiosa que muchas veces la dejamos pasar sin pena ni gloria, permitiendo que la rutina y los días sin sol nos anulen y nos olvidamos de aquello verdaderamente fundamental. Compañeros, feliz viaje de retorno. Enamórense de sus itacas, de sus sueños, de los lugares soñados, del puerto de destino. Feliz viaje de retorno, buen viento y buena mar compañeros!!!